Category Archives: Formación

Debemos vender la idea de la orientación al futuro

Comments off

http://futureoriented.eu/future-orientation/

Author: Anna Pajak, ITeE

What is the place of Foresight and Futures Literacy among economic challenges of the 21st Century? And how economists can make usage of Futures Studies? This time we were presenting the potential of futures thinking in the context of economic transformations and globalization, during the 7th International Scientific Conference “World Economy – Challenges of the 21st Century” that took place in Radom (Poland) on the 24th of November.

The discussion led to the important question: What incentives can we offer to the companies in order to make them future (long-term?) – oriented in the times of strategic thinking defeated by short-termism? The question that may be even more important is: why we still need to ‘sell’ the idea of future orientation?

Short-term orientation is not a new concern in the world’s financial history, but the crisis of 2008-10 made a short-termism issue alive and strongly relevant again. Two hundred days is the time that an average share of the firms in the S&P 500 index stay in “one hands”.

According to FCLT Global 2016 report “Rising to the challenge of short-termism”, it is commonly believed by board members and executives that the short-term pressure is continually growing. 87% of over 1000 surveyed C-level executives and board members (representing the companies from across the world, covering a full range of industries and functions) admit to feel the highest pressure to exhibit strong financial results within two years or less.

Despite the newest research findings by McKinsey Global Institute, showing that long-term companies demonstrate better (stronger and more stable) financial performance, the corporate short-termism seems to do very well across the companies. Not getting to much into details, outperformance of the long-term-oriented organizations is expressed in very important economic measures, to mention average revenue and earnings, economic profit, market capitalization or new jobs creation.

Future-orientation (and strategic planning based on long-term vision) and often the agreement for the resignation from immediate, short-term profits may be difficult and meets stakeholder’s objections. From the other hand the speed and scale of global changes, environmental challenges (including growing scarcity of natural resources and climate change) require new business models and greater flexibility in order to manage the future challenges. It also requires new view at the economic measures for tangible and intangible assets and new look at natural resources and the rationale of homo oeconomicus. It highlights the problem of measurement and assessment of transformations and changes, since emergent and novel phenomena can rarely be the subject of the assessment of existing historical models and variables, in the words of Riel Miller (2015) If the goal is transformation then the kinds of changes that define a ‘successful outcome’ cannot be fully described using yesterday’s metrics.

So, can foresight be a remedy for the short-termism of companies and assist economists in building welfare and sustainable economic development through explaining trends and new economic paradigms? Looks like the first steps are still before us: finding a common language, conceptual apparatus and mutual understanding of methodologies. But definitely these are the steps worth taking. At the end of the day we all have a common goals and look in the same direction – the future.

5 Caminos de la Inteligencia Artificial para el 2018

Comments off

Los caminos que tomará la inversión en Inteligencia Artificial el 2018

Daniel Fajardo  10/11/2017

Existe un consenso en la industria TI de que la Inteligencia Artifical (IA) será la tecnología top one para el próximo año. Conceptos como big data, asistentes virtuales, cloud e IoT siguen en el podio, pero la mayoría influidos por la IA, tanto a nivel masivo, como en el sector corporativo.

1. El protagonismo de la Inteligencia Artificial inunda a todas las industrias

Claramente, la Inteligencia Artificial (IA) se comenzó a robar todas las cámaras en las tendencias tech el 2017. Para el próximo año, seguirá siendo la protagonista. Actualmente se generan 2.500 millones de gigabytes de datos al día y para el 2020 se esperan 40 zettabytes. Según IDC, en 2018 un tercio de las empresas latinoamericanas adquirirá esta nueva herramienta para procesar información y la inversión en sistemas cognitivos rondará los US$350 millones hacia 2020. “Estamos trabajando en más de 70 proyectos y con 40 empresas distintas, las que se han atrevido a romper con los paradigmas actuales creando organizaciones cognitivas”, comenta, Aldo Marzolo, gerente general de Cognitiva en Chile.

2. Los asistentes virtuales comienzan a insertarse en las empresas

Los asistentes virtuales como Alexa de Amazon, Siri de Apple y Cortana de Microsoft han existido por algún tiempo en el mundo de los consumidores.

Pero ahora están empezando a abrirse camino en el espacio de trabajo “y están ayudando a las empresas a reducir costos mediante la automatización de tareas básicas realizadas previamente por personas o completar las tareas cotidianas con mayor rapidez”, indica Marco Cantamessi, gerente general de Dimension Data Chile. Según un estudio de tendencias 2018 de esta compañía, un 62% de las organizaciones espera que los asistentes virtuales tengan un lugar en sus empresas en los próximos dos años.

3. El big data se potenciará con la computación cognitiva

Según IDC, el crecimiento del big data y soluciones analíticas hacia 2018 será de 33% en infraestructura en la nube, 29% en software, y 29% en servicios. Pero desde Ricoh, comentan que lo digital no es el destino, sino la base para una transformación mucho más profunda. “El crecimiento exponencial del tráfico de datos en términos de velocidad, variedad y volumen presenta un enorme desafío que hoy en día está siendo manejado por los sistemas de big data. Sin embargo, la convergencia de esta tecnología con la computación cognitiva (CC), significará un salto cualitativo en cómo se procesa el inmenso flujo de datos”, indica Crispín Vélez, encargado de Transformación Digital de Ricoh Latinoamérica.

4. La combinación entre realidad aumentada y machine learning

El gigante de logística, DHL, está utilizando con éxito el machine learning (aprendizaje por medio de los datos), IA y la realidad aumentada (RA) en sus operaciones de preparación de pedidos en el almacén mediante el uso de gafas inteligentes. Los lentes colocan un mostrador frente a los ojos del usuario, que le ofrecen instrucciones visuales de los pedidos, la ubicación exacta de las mercancías en el almacén y dónde deben colocarse en el carro.

Según Cantamessi, de Dimension Data, “estamos empezando a ver casos de uso de realidad aumentada que van mucho más allá de las industrias del entretenimiento y el juego, ahora está comenzando a moverse hacia el espacio del consumidor”.

5. El crecimiento de la inversión en los “Analíticos Predictivos”

Otra tecnología que está ganando rápidamente la atención de organizaciones en todo el mundo son los Analíticos Predictivos (AP). De acuerdo con Frost & Sullivan, los ingresos generados globalmente por esta tecnología exhibirán un crecimiento anual compuesto (CAGR) del 25% entre 2016 y 2020, apalancado por la demanda de soluciones de inteligencia de negocios que brinden mayor agilidad y competitividad a las empresas. “Los AP están penetrando los procesos de toma de decisiones de buena parte de las empresas de la lista Fortune 500, permitiendo obtener inteligencia en tiempo real lista para traducirse en acciones concretas y para ofrecer predicciones sobre tendencias y probabilidades futuras”, dice Crispín Vélez.

ECONOMÍA & DINERO

Confianza en el porvenir o la presencia de elefantes negros

Comments off

Lecture de la rentrée – Chroniques du Futur RH&M 2014] De la confiance en l’avenir

https://www.linkedin.com/pulse/lecture-de-la-rentr%C3%A9e-chroniques-du-futur-rhm-2014-goux-baudiment-1

J’ai le plaisir de présenter depuis 2014 des chroniques du futur dans le revue RH&M. Ces chroniques ont été dédiées en 2014, à l’exploration des contours de la Grande Transition à travers nos attitudes face au changement : les zones aveugles, la simplexité, la worldview et la confiance en l’avenir.

Vous pouvez retrouver, en cette rentrée les deux dernières chroniques du futures 2014 sous la forme d’article LinkedIn. Ci-après la quatrième et dernière chronique du Futur 2014.

De la confiance en l’avenir – Ou la présence des éléphants noirs

Pour franchir la Transition, nous avons besoin de simplexité face à la complexité croissante, de sens face à l’apparente incohérence, de récits pour changer de paradigme. Mais aussi —surtout— d’une nouvelle confiance en l’avenir.

L’ampleur de la Transition qui nous entoure interpelle notre capacité à changer (Chroniques n°2, n°53). Changer de regard sur le monde pour nous forger des interprétations plus proches de la réalité actuelle (Chroniques n°3, n°54). Changer de regard sur nous-mêmes pour affronter notre peur du changement (Chroniques n°1, n°52). Mais il nous faut, aussi, changer d’état d’esprit vis-à-vis du futur.

Business as usual

Le microcosme français — moins de 1% de la population mondiale— semble s’être enfermé dans une vision de l’avenir blasée, si étroite qu’elle en fige la dynamique même. L’avenir ne serait ainsi plus qu’un éternel recommencement, “more of the same” (plus de la même chose) ou “business as usual” (tout comme d’habitude). La préservation de nos acquis, l’enracinement dans l’histoire, la crispation sur des futilités sont autant de symptômes d’une société qui refuse de considérer le futur avec bienveillance.

Derrière cette peur manifeste du changement, se niche, profondément enfoui, un manque de confiance en l’avenir qui laisse perplexe. Car il nous renvoie en fait à un manque de confiance en nous-mêmes, nous, ce peuple français jugé si manifestement arrogant par les autres cultures. Est-ce parce que, sans l’intervention américaine, nous aurions perdu la Seconde Guerre Mondiale ? Mais les Britanniques aussi, et leur appétence pour l’avenir est demeurée intacte. Est-ce parce que l’existentialisme a si massivement supplanté l’humanisme ? Mais en Allemagne aussi, et leur avancée vers le futur est continue. Parce que nous serions Latins ? Les Italiens aussi, mais ils embrassent le futur. D’où vient alors cette frilosité d’une culture qui semble vouloir arrêter sa course évolutive vers l’avenir ?

Des éléphants noirs…

L’expression “éléphant noir” résulte de la conjonction de deux expressions anglo-saxonnes : “un éléphant est assis dans la pièce” —qui signifie que tout le monde voit l’éléphant mais fait comme s’il n’existait pas (the elephant sitting in the room)— et “un cygne noir” — qui désigne un événement extrêmement improbable mais à très fort impact (black swan). Elle qualifie un événement extrêmement probable, largement annoncé, mais que l’on choisit délibérément d’ignorer[1]. A l’inverse d’une zone aveugle (cf. Chroniques du futur n°1, n°52) qui nous empêche de voir ce qui existe, nous voyons bien l’éléphant noir, mais nous décidons de ne pas en tenir compte.

Parmi les exemples les plus frappants : l’éducation dont le contenu n’est plus adapté aux besoins actuels, le changement climatique qui devrait imposer de nouvelles pratiques, l’automatisation qui menace les “cols blancs”[2], la marchandisation de la monnaie qui a atteint ses limites. Mais rien ne change vraiment : on ignore les éléphants noirs assis au milieu de notre monde.

Cependant jamais la période n’a été aussi propice aux changements. Un monde en transition, tel que le nôtre, est riche en Volatilité, Uncertitude, Complexité et Ambiguïté (VUCA). Une telle fluidité, bien que chaotique, favorise les dynamiques de changement : les opportunités sont aussi nombreuses que les risques. Mais nous ne les voyons pas parce que, tel un gros nuage sombre, l’éléphant noir n’évoque que la menace d’un orage, et non la pluie bénéfique. On croise les doigts en attendant qu’il passe, espérant que le choc du changement aura lieu ailleurs, dans l’espace (autres pays) ou dans le temps (générations futures).

L’optimisme méthodologique

Il est temps de se resaisir. Déjà, outre-atlantique, le concept de “temps postnormaux” (postnormal times) a fait son apparition. Il pose que, pour nous frayer un chemin à travers la complexité (la situation en Syrie par ex.), le chaos (la crise financière mondiale résultant de celle des subprimes américaines) et les contradictions (telles que le développement générant une inégalité croissante entre riches et pauvres), nous devons donner non seulement du sens au monde qui nous entoure, mais un sens positif[3]. La carte devient nécessairement fausse dans un monde de plus en plus étrange[4] : seule la boussole compte, éthique, prospective, humaniste ; la boussole qui nous indique le cap à suivre.

De la littérature utopique nous ne retenons généralement que les dystopies, ces scénarios-catastrophes qui nous conduisent à l’enfer sur Terre, ou, plus radicalement aujourd’hui, à la disparition de l’espèce humaine. Nous serions fort avisés de faire plutôt porter les programmes scolaires de littérature sur les eutopies, ces lendemains qui chantent que nos technologies et nos savoirs mettent plus que jamais à notre portée… si nous voulons bien nous donner la peine de les construire, plutôt que de nous lamenter sur notre sort.

 

Revue RH&M, n°55, octobre 2014, pp. 20

[1] Vinay Gupta. “On Black Elephants.” April 27, 2009. http://vinay.howtolivewiki.com/blog/flu/on-black-elephants-1450

[2] GOUX-BAUDIMENT Fabienne, RAYNAUD-LACROZE Paul-Olivier, “Le DRH et le Robot”, in Edgar ADDED et alii, DRH Le choc des ruptures, Paris : Manitoba/Les Belles Lettres, 2014, pp. 225-231.

[3] SARDAR Ziauddin, “Welcome in Postnormal Times”, Futures, n°42, 2010, pp. 435–444

[4] “From Global Warming to Global Weirding with John SWEENEY”, video, https://www.youtube.com/watch?v=T3rGcazAGHw .

Newsletter No 10 Agosto 2017 Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia

Comments off

Mundo Digital, ¿Ser o no ser?

El dilema shakesperiano tras cuatro siglos mantiene su vigencia: “Ser o no ser, esa es la cuestión.”
Leer más

Hyperloop one, una nueva forma de viajar a alta velocidad

Hyperloop one ha pasado su segunda prueba completa del sistema, llegando a 308 km/h.
Leer más

Política Nacional de Ciberseguridad

El ciberespacio dejó de ser algo de ciencia ficción para convertirse en uno de los principales espacios de interacción social.
Bajar Documento

Plan Estratégico 2017-2022 PDI

Plan Estratégico 2017-2022 de la Policía de Investigaciones de Chile.
Leer Más

Plan de acción nacional
de cambio climático
Plan de acción nacional de cambio climático, período 2017 – 2022.
Bajar Documento
Prospectiva política para
la toma de decisiones
Curso de aprendizaje ‘Prospectiva política para la toma de decisiones’ pertenenciente a FLACSO Chile.
Leer más
Prospectiva para el Desarrollo en América Latina y el Caribe: Enfoques, escuelas y aplicaciones

Curso organizado por la Dirección y el Equipo de Prospectiva del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social ILPES.
Leer Más

Prospectiva para el Desarrollo y los ODS de la Agenda 2030

Curso organizado por el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES)
Leer Más

Visión de futuro para el sector
de la salud 2025
Estudio realizado por el Club Innovación y Futuro y ejecutado por la Fundación OPTI.
Bajar Documento

 

Uso del suelo y seguridad alimentaria al 2050

INRA y CIRAD han puesto su atención en los cambios del uso del suelo, y sus conexiones con la seguridad alimentaria y el cambio climático.
Leer Más

Seminario prospectiva para
el diseño del futuro
Este 21 de Agosto en la Universidad de Talca se desarrolló el seminario “Prospectiva para el diseño del futuro: aplicaciones en universidad-empresa-territorio”.
Leer Más
3er Congreso Nacional de Prospectiva – PROSPECTA ARGENTINA 2017

El Centro de Estudios Prospectivos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo convoca a participar activamente del 3º Congreso Nacional de Prospectiva – PROSPECTA ARGENTINA 2017.
Leer Más

Copyright © 2016, CONSEJO CHILENO DE PROSPECTIVA Y ESTRATEGIA, Todos los derechos reservados.

Nuestra dirección de correo es:
prospectivayestrategiachile@gmail.com
¿Desea cambiar la manera en que recibe los correos?
Puede cambiar sus preferencias or salir de esta lista

El cerebro es capaz de anticipar el futuro

Comments off

El cerebro es capaz de anticipar el futuro

De esta forma nos permite afrontar situaciones peligrosas o imprevistas

http://www.tendencias21.net/El-cerebro-es-capaz-de-anticipar-el-futuro_a43977.html

El cerebro utiliza el conocimiento que posee de experiencias pasadas para realizar predicciones inteligentes sobre lo que pasará en el futuro inmediato. Por ejemplo, si vamos a cruzar una calle transitada, nuestro cerebro acelera la velocidad a la que viene el coche, para ofrecernos una percepción exagerada del riesgo y nos sobre tiempo si decidimos lanzarnos al asfalto.

Imagen: Javier RodriguezImagen: Javier Rodriguez

Reescribir el futuro

Comments off

Reescribir el futuro

03 de junio 2017 , 12:00 a.m. (El TIEMPO http://m.eltiempo.com/opinion/columnistas/adriana-la-rotta/reescribir-el-futuro-imaginar-el-futuro-94966)
El pasado no lo vamos a cambiar, pero sí podemos torcerle el brazo al pesimismo.

Un texto reciente de Martin Seligman, un investigador de la Universidad de Pennsylvania a quien se lo conoce como el padre de la psicología positiva, me ha parecido muy revelador. Es un ensayo corto –basado en décadas de estudios– según el cual entre las cosas que separan a los humanos de los animales está algo que la comunidad científica no ha estudiado lo suficiente: nuestra capacidad de contemplar el futuro. De acuerdo con Seligman y otros de sus colegas, existe la percepción de que los individuos gastamos enormes cantidades de tiempo pensando y lidiando con el pasado. Pero lo que la ciencia está descubriendo es que en realidad pasamos mucho tiempo pensando en el futuro y, específicamente, imaginándonos el futuro.

La parte que me pareció más intrigante de la propuesta de Seligman, que está dirigida a otros psicólogos pero también a gobiernos y a diseñadores de políticas públicas, es que hay que mirar menos el pasado de las personas y enfocarse más en la visión distorsionada que algunas, o muchas de ellas, tienen de su propio futuro.

Quienes han sufrido traumas, escribe Seligman, tienen una perspectiva desalentadora del futuro, y esa perspectiva es la causa de sus problemas, no los traumas que sufrieron. En otras palabras, quienes se imaginan un futuro con muchos riesgos y pocos escenarios positivos son propensos a la ansiedad, y no al contrario, como normalmente se piensa. Lo genial de esta teoría es que significa que uno puede intervenir en el futuro, en lugar de seguir atribuyéndoles al pasado y al presente, sobre los cuales uno no tiene ningún control, un poder desmesurado.

Lo que la ciencia está descubriendo es que en realidad pasamos mucho tiempo pensando en el futuro y, específicamente, imaginándonos el futuro.

Aquí me voy a permitir una nota personal que explica seguramente por qué la teoría de Martin Seligman me parece válida e importante a nivel individual y especialmente a nivel colectivo. Yo perdí a mi madre cuando era niña, y no puedo decir que ese episodio haya determinado mi futuro, por más traumático que haya sido. Lo que sí me creó fue un reflejo involuntario, un sesgo pesimista y a menudo risible que hace que cuando contemplo el futuro no vea el horizonte soleado y prometedor, sino los negros nubarrones que amenazan convertirse en terrible tormenta. Una gran amiga lo define como la capacidad infalible de encontrar el punto negro en la sábana blanca. El problema no es el pasado. El problema es la incapacidad de imaginarse un futuro mejor.

Ahora bien, ¿es posible que ese fenómeno que aqueja a individuos que han pasado por experiencias dolorosas se extienda a toda una sociedad o a todo un país? Francamente, no veo por qué no sería así.

Más de cinco décadas de trauma han dejado en Colombia no apenas cicatrices, sino heridas que siguen abiertas. Recuperar la memoria, procesar lo ocurrido, encontrar justicia y reparación son todos aspectos importantes para avanzar. Pero ¿acaso esa idea de futuro catastrófico que se percibe en el ánimo colectivo y que amenaza con arreciar a medida que se calienta la campaña presidencial no es justamente eso: una idea producto de nuestra incapacidad de imaginarnos un futuro mejor?

El pasado no lo vamos a cambiar, pero sí podemos torcerle el brazo al pesimismo, admitiendo que existe un sesgo que casi con seguridad distorsiona lo que vemos por delante. Se trata de reescribir el futuro, haciendo que nuestra imaginación colectiva que hoy está poblada de peligros también les abra espacio a los escenarios positivos.
Como a cualquier investigador, a Martin Seligman le han salido contradictores que ponen en duda sus hallazgos y los tildan de autoayuda. Aunque así fuera, en todo caso me parece que es el tipo de ayuda que estamos necesitando.

ADRIANA LA ROTTA

Tomado de http://m.eltiempo.com/opinion/columnistas/adriana-la-rotta/reescribir-el-futuro-imaginar-el-futuro-94966